Historia de la Educación de Adultos

A lo largo de la historia del Sistema Educativa Educativo Nacional, el lugar de la “educación de adultos” fue cambiando, al igual que las características de las políticas implementadas en relación con la actual modalidad de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos.
La Educación Formal de Adultos en la jurisdicción bonaerense se inicia con la creación de la Dirección General de Escuelas durante la gestión de Domingo Faustino Sarmiento. Desde sus comienzos funcionó en los terceros turnos (turno vespertino) de las  escuelas primarias comunes, brindando una oferta educativa de terminalidad de este nivel.
Fue el 27 de noviembre de 1973 cuando se creó la rama técnica específica, designada como “Dirección de Educación de Adultos” – por Decreto Nº 4626/73 y dependiente de la Subsecretaría de Educación. Esta decisión de política educativa implicó alcanzar la autonomía y el consecuente funcionamiento de Escuelas y Centros de Educación de Adultos (C.E.A.), con independencia de las Escuelas Primarias para niños y la cobertura de cargos directivos y cuerpo de supervisión propios.
Con el correr de los años amplió las oportunidades educativas con otros niveles y modalidades: el de Formación Profesional (1983) y el Nivel Medio para Adultos (1993). La incorporación de Formación Profesional fortaleció la concreción de una propuesta basada en la educación para el trabajo. Asimismo, la instalación de una nueva forma de pensar y concretar el proyecto educativo, con la intersectorialidad y la interinstitucionalidad, dio lugar al inicio de un trabajo articulado con diferentes actores sociales.
Otro hito importante para la modalidad fue el dictado de la Resolución Nº 68/87 como norma reguladora de la misma. Se elaboraron lineamientos curriculares con adecuaciones para la educación en contextos de encierro (“Educación para la libertad”), propuestas metodológicas para cada uno de los ciclos y contextos, la instalación del diagnóstico, la planificación y evaluación participativa, entre otros.
No ha sido menor, el mérito de la conformación de Consejos Consultivos en la totalidad de los servicios educativos constituyendo verdaderos órganos de participación de docentes, alumnos, instituciones y comunidad. En este sentido, la Modalidad de Adultos fue pionera en la implementación de una experiencia que fue retomada, fortalecida y legitimada en 1988 con los Consejos de Escuela y, posteriormente, en las Mesas de Gestión Interinstitucional.
De esta manera, el proceso de construcción socio-histórica fue dando forma a un dispositivo escolar inclusivo, con características flexibles y una normativa (la Resolución Nº 68/87) que abrió la posibilidad a la generación de sucesivas rupturas con los determinantes duros de la escuela tradicional.
Durante la década de los 90 tuvo lugar la segunda ola de Transferencia de Servicios Educativos Nacionales a la Jurisdicción Provincial, dando lugar a la incorporación de los C.E.N.S. y del Programa Bonaerense de Alfabetización y Educación de Adultos, experiencias que completan el espectro formativo para los jóvenes y adultos y permiten, posteriormente, el desarrollo de otras propuestas valiosas tales como la terminalidad bajo el sistema semi-presencial y el Programa de Alfabetización, dando lugar a la configuración de una Modalidad que continúa funcionando con una visión popular e integradora.
En el año 2003, ocurrió el surgimiento de los Centros de Orientación y Apoyo (COA), que tienen como propósito promover la finalización y acreditación del nivel secundario. En el año 2008 la articulación entre el Plan Nacional FinEs y los COA da origen al Plan Provincial de Finalización de Estudios y Vuelta a la Escuela, que tiene como propósito facilitar la inclusión de aquellos sujetos que no completaron su escolarización de acuerdo a los trayectos teóricos definidos por el sistema educativo.
En los últimos años, se ha retomado con fuerza la necesidad de una transformación de la Modalidad conforme a los lineamientos de la Ley Provincial de Educación Nº 13.688. Es así como, sin perder la identidad, la Dirección de Educación de Adultos viene a proponer nuevas experiencias y proyectos que pongan en valor la educación de todos los jóvenes y adultos de la Provincia de Buenos Aires.